¿Qué es ser un empresario?

Mucha gente sueña con empezar su propio negocio, pero no todos tienen este perfil de trabajo.

Ser un empleado ofrece algunas ventajas, desde el seguro médico y el doble de contribuciones para la jubilación, hasta un horario estándar y compañeros de trabajo.

Si está pensando en dejar todo para abrir algo por su cuenta, evalúe cuidadosamente si tiene lo que se necesita para tener éxito en la iniciativa empresarial.

Empresario: ¿don o habilidad natural?

¿Pueden los buenos líderes ser entrenados o nacen con este don? Nadie lo sabe con certeza, pero los empresarios de éxito tienden a compartir estas características:

Disciplina

Para tener éxito por tu cuenta, necesitas disciplina para establecer un horario de trabajo, cumplir con los plazos, buscar nuevos clientes y evitar las distracciones tentadoras como la televisión.

Frugalidad

Para evitar que se rompa cuando su negocio está en el principio o los tiempos son difíciles, tiene que estar dispuesto a recortar sus gastos y a veces bajar su nivel de vida.

Mantenerse como empresario tiene que ser más prioritario que comprar ropa nueva u otras superfluas.

Es una buena idea ser frugal no sólo en los meses más débiles, sino también en los mejores, para crear un buen fondo de emergencia, para mantenerlo cuando su negocio no esté generando ingresos.

Confianza en sí mismo

Para venderte a los demás, tienes que ser tu mayor fan. Si no crees que eres uno de los mejores en lo que haces, nadie más lo hará.

Los nuevos negocios raramente caerán en tu regazo, por lo que debes estar dispuesto a promocionarte y trabajar cuando y donde sea posible.

Buenas habilidades de comunicación

Los clientes no siempre harán obvias sus necesidades y expectativas. En lugar de adivinar lo que quieren, no debes tener miedo de hacer demasiadas preguntas.

También es una buena idea pedir feedback durante y después de las tareas para asegurarse de que estás cumpliendo las expectativas de tus clientes.

Humildad

Pocos clientes esperan que seas perfecto, pero si no puedes reconocer los errores y disculparte cuando los cometes, difícilmente permanecerás en su lista.

Honestidad e integridad

Cuando trabajas por cuenta propia, tu reputación es crucial. No tienes la imagen de una empresa para protegerte o culpar a un mal empleado.

Usted es la empresa y el empleado . Todo lo que hagas tiene que reflejar bien tu negocio.

Excelente capacidad de registro

Es muy importante saber cuándo enviaste las facturas, cuándo se pagaron, que aún debes dinero, cuánto dinero tiene tu compañía, cuánto hiciste y cuánto necesitas hacer.

Los registros exactos y detallados son fundamentales para la salud financiera de su empresa y son indispensables a efectos fiscales.

Motivación

No te convertirás en un exitoso hombre de negocios viendo la televisión todo el día. Incluso cuando creas que tienes un día para relajarte, no dejes tus tareas completamente a un lado.

Es mejor hacer todo lo posible cuando las cosas van lentas, porque nunca se sabe lo que traerá el día siguiente.

Además, no dejes que haga todo a corto plazo. En su lugar, planee comenzar temprano.Cuanto más rápido completes una tarea, más rápido podrás pasar a la siguiente, lo que significa más dinero en tu bolsillo.

Entregar antes de lo previsto también inspira confianza a tus clientes, para que siempre puedan contar contigo.

Es difícil que un cliente acepte un retraso o una pérdida de tiempo, excepto en circunstancias extremas.

Flexibilidad

Algunos momentos serán más agitados que otros, y las obras aparecerán inesperadamente.Tienes que estar dispuesto a reorganizar tus tareas y tu horario de trabajo para satisfacer las peticiones de tus clientes.

Capacidad de establecer límites

Si bien es una buena idea mantener un cierto grado de flexibilidad, también debe establecer límites y expectativas realistas con sus clientes. Estas cosas no necesitan hacerse explícitamente, pero se convertirá en la norma para enseñar a la gente a tratarte.

No levante el teléfono ni responda al correo electrónico después de su horario de trabajo, no acepte plazos inalcanzables ni cargas de trabajo insoportables, y no deje que sus clientes negocien una suboferta o se nieguen a pagar después de haber terminado el trabajo.

Buena salud

Cuando trabajamos para nosotros mismos, no nos pagan los días en que estamos enfermos. Así que tienes que trabajar cuando estás enfermo, hacer horas extras o aceptar pérdidas.

También tiene que poder pagar su propio plan de salud, que debe incluir a su cónyuge e hijos.

Equilibrio

Para el adicto al trabajo , trabajar en casa significa que es difícil saber cuándo parar y tomar un descanso. Para aquellos que son mejores en relajarse, también es un desafío salir de la administración y empezar a trabajar.

Independientemente de la categoría en la que te encuentres, cuando trabajas para ti mismo, necesitas salir de tu zona de confort para mantener tu vida profesional y personal en equilibrio.

Optimismo

No siempre tendrás mucho trabajo que hacer o ganar todos los clientes y actividades que quieras.

Es esencial seguir buscando un nuevo trabajo, mantener una actitud positiva y no tomar los rechazos como algo personal.

De lo contrario, pronto te convertirás en un empleado de nuevo.

Conclusión

Las características personales tendrán una gran influencia en su potencial de éxito como empresario. Antes de tomar un riesgo financiero y profesional, no olvide evaluar si su personalidad contribuirá o dificultará su prosperidad.

Fuente: Investopedia

Imagen: FreeDigitalPhotos

Tamara Martin
No necesito responderle a un jefe. Nunca más. No trabajo en un cubículo ni tampoco espero en los atascos de tráfico Vivo la vida exactamente como quiero. Pasaré 4 horas caminando un martes al azar si me apetece. O me quedaré despierto toda la noche escribiendo publicaciones de blog. O viajaré a Bali por capricho. Rompí los grilletes de la dependencia del sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba