Planificación financiera: ¿por qué administrar sus finanzas?

La planificación es un concepto esencial cuando se trata de la gestión financiera, ya sea personal o empresarial.

Cuando se trata de administrar el propio dinero, algunos dicen que prefieren vivir un día tras otro, sin preocuparse por hacer planes. Actúan así con el argumento de que la vida a menudo toma direcciones inesperadas y que el futuro nunca estará bajo su control.

De hecho, el futuro está lleno de incertidumbres, muchas de las cuales están fuera de nuestro control. Pero es precisamente esta característica la que hace que la planificación sea tan importante, porque nos permite estar mínimamente preparados para hacer frente a lo inesperado .

Planificación financiera: esperar lo inesperado

El futuro nos reserva a cada uno malos acontecimientos y oportunidades .

Las personas con vidas financieras rebeldes son maestros en absorber sólo la parte mala de la historia. Si pierden su trabajo de la noche a la mañana, o de repente tienen que gastar unos cientos de euros en reparaciones de la casa o del coche, los que no han ahorrado dinero para tales posibilidades sufrirán graves consecuencias.

Por otra parte, si estas mismas personas se enfrentan a la oportunidad de comprar una propiedad a precios atractivos o con la posibilidad de vivir en el extranjero para estudiar, difícilmente aprovecharán esta oportunidad.

¿Y eso por qué? Simplemente porque no tienen la libertad financiera para hacerlo.

De esta manera, la planificación financiera permite una mayor apertura en las posibilidades de elección que se hagan durante nuestra vida.

¿Qué está planeando?

La planificación es simplemente aceptar las incertidumbres para afrontarlas de la mejor manera posible.

También significa hacer posibles los sueños a medida que las metas se hacen realidad.

Planificar es asumir, con total lucidez, nuestra ignorancia sobre el futuro.

Sin embargo, incluso con toda la incertidumbre, la planificación aumenta las posibilidades de que cada historia sea escrita por el propio autor, y no por casualidad.

Por último, la planificación de las finanzas personales es un ejercicio de autoconocimiento, ya que al establecer objetivos, estaremos eligiendo nuestras verdaderas prioridades y, con ello, revelando la persona que somos a nosotros mismos.

Conclusión

Nunca podremos predecir el futuro, pero es posible que estemos preparados para las contingencias y, sobre todo, para las oportunidades que seguramente aparecerán en nuestras vidas.

Para eso, es necesario:

  1. Comprender la necesidad de cambio;
  2. Comprender las reglas básicas para la acumulación de riqueza;
  3. Definir objetivos financieros claros y mensurables;
  4. Adquirir buenos hábitos financieros;
  5. Ahorre e invierta su dinero.

Para entender mejor cada uno de los pasos anteriores, recomiendo leer el artículo «5 etapas de la planificación financiera».

Por último, también recomiendo la lectura del libro electrónico «Las 5 etapas de la planificación financiera», escrito por Elisson de Andrade, que fue la principal fuente de este artículo, además de estar en la lista de los 10 libros de Finanzas Personales de 2012 de Exame.com .

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Tamara Martin
No necesito responderle a un jefe. Nunca más. No trabajo en un cubículo ni tampoco espero en los atascos de tráfico Vivo la vida exactamente como quiero. Pasaré 4 horas caminando un martes al azar si me apetece. O me quedaré despierto toda la noche escribiendo publicaciones de blog. O viajaré a Bali por capricho. Rompí los grilletes de la dependencia del sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba